24 may. 2016

1ra parte - Jabón líquido para la cara



¡¡Se me acabó el jabón de cara!! ¡Fue completamente trágico e inesperado!

He estado usando un jabón de Clinique que me ha resultado fabuloso, pero es un poco caro. Así que decidí crear una fórmula especial para mi tipo de piel (grasosa y sensible) y enseñarles cómo lo pueden hacer ustedes también!

Lo primero que se debe hacer es listar las necesidades de la piel...esta es la mía:

1) Limpiar
2) Humectar sin dejar grasoso
3) Calmar la sensibilidad
4) Reducir cicatrices y zonas rojas
5) Reducir sentimiento grasoso
6) Reducir acne

A partir de ésta lista debemos escoger los aceites y aditivos que agregados a nuestro jabón vayan a solucionar nuestras necesidades:

1) Aceite de coco, miel de abeja
2) Aceite de ricino, aceite de semilla de uva, leche de almendras
3) Extracto de caléndula y manzanilla, aceite escencial de lavanda
4) Manteca de karité
5) Arcilla, leche de avena
6) Aceite escencial de árbol de té

Acá se pueden inspirar y agregar cuánto quieran, o pueden hacer una lista más simple y trabajar con una receta más básica - por ejemplo:

1) Aceite de coco
2) Aceite de ricino
3) Aceite escencial de lavanda
4) Manteca de karité
5) Avena molida
6) Aceite esencial de árbol de té

Una vez tengamos la lista definitiva...es hora de hacer la receta! No se pierda el próximo post donde les mostramos cómo hacerlo.

xoxo
Irene
Publicar un comentario